Baccano!

Eres como todos los mafiosos que he matado, todos piensan que algo especial va a protegerlos.

Dororo

Las ambiciones de un señor son las ambiciones de su gente y, por ellas, sacrifiqué a mi propio hijo.